Viajes por el Mundo
El Blog de Viajes de Luis Yrissarri donde te cuento mis aventuras.

Enjoy your Business Flight, la frase que todos esperamos al volar con Emirates

0 755

Publicidad

Enjoy your Business Flight, la frase que todos esperamos al volar con Emirates

Y no… no cobro por este post, pero mira que mola viajar con Emirates, pero es más impresionante volar en Business con Emirates! Sorpresa que te da la vida cuando el billete que has comprado es de los más económicos y en el momento de entrar al avión te rompen tu tarjeta de embarque y te dan una nueva con una sonrisa en la cara, diciendo… “Enjoy your business flight…”, este post lo escribo para el resto de los mortales como yo, pero con la suerte de poder haber viajado gratis en business por el precio de economy y así poder hacerse una idea de lo que es estar en el cielo durante 8 horas de vuelo 😉

971440_10152126439644338_374651422_n

Todo comienza el día que nos fuimos 3 colegas de viaje a Hong Kong con paradas en Dubai, Bangkok hasta llegar a HK. En el vuelo de Madrid-Dubai todo resulta con normalidad, filas de atrás, muy buen servicio de comidas, bebidas, y pantalla en economy, excepto la pantalla de David que no funcionaba hasta que varias horas después, parecía que el que más controlaba el tema, un auxiliar de vuelo le reseteó la pantalla y pudo disfrutar del vuelo sin cabreo ninguno 😉

Ya en Dubai, unas cuantas horas de escala, nos daba tiempo de comer algo, una de las mejores hamburguesas que hemos probado e intentar dormir algo para el siguiente vuelo a Bangkok. Ésta parada tendría una escala de 19 horas, tiempo que aprovecharíamos para ir a la ciudad, cenar y tomarnos algunas cervezas en Kahosan Road.

La sorpresa comienza cuando vamos a entrar a la sala de espera de la puerta de embarque. Hay dos filas para acceder a dicha sala, yo me sitúo a la izquierda y Samuel y David a la derecha. Veo que el revisor me rompe mi tarjeta de embarque, me sonríe y me da la nueva, con toda naturalidad la meto junto con el pasaporte y entro en la sala de espera. A la misma vez Samuel hacía lo mismo, con la diferencia de que a él le dijeron la famosa frase que recordamos una y otra vez cada vez que pensamos en Emirates: “Enjoy your Business Flight…” pero éste no le hace mucho caso y hace lo mismo que yo. Se la mete en el pasaporte y pasa a la sala de espera.

Al parecer David si se dio cuenta de lo que le comentaron y sobre la marcha una vez que entra en la sala de espera le pregunta… -Chacho! Que te dijeron ahí? –Nada, que disfrute de mi vuelo en business… -Cómo que en business? Qué fila tienes? –La 9… hostia!!! David y yo alucinados… a mi me da por mirar mi tarjeta de embarque y tachan… la 9 también. –Y tu?? Que fila tienes??? –La 9 joder jajaja que guapo volamos en Business…!!!  Y tu?  -La 39….. Comienzan nuestras caras de sorpresa, incredulidad, estupefacción, enfado (David), enojo (David), sin podérselo creer (todos) y ahí empezaron las risas de nervios, cómo íbamos a volar en business con Emirates??? Era un sueño que jamás creí que fuera a poder cumplir 😉

Ahora viene lo bueno, la comida, la bebida pero lo mejor es… (sigue leyendo)

Nada más llegar a nuestro asiento… un flamante asiento reclinable con un pantallón LCD de casi 42”… (es broma, pero era grandísima, pienso que unos 24”) te encuentras una pequeña cajonera donde poner tus zapatos, un pequeño neceser con lo indispensable para el viaje (antifaz, calcetines, cepillo de dientes), auriculares grandes almohadillados para que no te duela el interior del oído… y a un auxiliar de vuelo ofreciéndote de su carta de vino o champagne los mejores artículos posibles, obviamente yo elegí un buen champagne y seguidamente te ponen unos frutos secos en un platito de cerámica muy mono 😉

Antes de empezar a volar, pues te sirven varias veces de bebidas, y te traen lo que es la carta del menú, varios primeros y segundos a elegir de lo más gourmet que puedas comer en un avión y en muchos restaurantes.

Lo mejor viene cuando el auxialiar te ofrece un colchón… un colchón?? No era ya suficientemente cómodo el asiento como para tener un colchón?? –Yo… por favor, me deja uno? Y ahí estaba mi colchón, listo para reclinar el asiento y que mi cama sea totalmente horizontal, con mi almohada, mantita y todo! Puedo decir que aunque me desperté varias veces para no perderme la comida ni muerto… dormí mucho mejor que en algunos hostels :p cuando me desperté estaba boca abajo, con mis típicas babas y más feliz que unas castañuelas jejeje

Qué puede ocurrir en la vida para que…

Puedas disfrutar por segunda vez del business class en Emirates? Cuando regresábamos a España, volvíamos con escala de unas 6 horas, esta vez nos tocaba de día y decidimos ver la ciudad, lo que podíamos ya que sólo estábamos unas horas y no teníamos más tiempo, aunque con el calor que hacía, cerca de 40ºC a las 6 de la mañana, ya nos imaginábamos que nos volveríamos pronto al aeropuerto. Después de ver el Burj Khalifa, el Dubai Marina y poco más decidimos volvernos, el calor era insportable y no podíamos caminar más…

En el aeropuerto ya sobre la 1 de la tarde pedimos otras hamburguesas en el mismo sitio que la ida, riquísimas, esta vez tardaron mucho en servirlas, muchísimo, en lo que esperábamos pensábamos que tal vez iba siendo hora de que pronto embarcaríamos en el vuelo a Madrid, de repente escuchamos… Last Call for the passengers… hostia el nuestrooooo, miramos la puerta de embarque y en efecto el nuestro ya estaba embarcado y ya nadie estaba en cola para entrar, sólo faltábamos nosotros. Me dispongo hablar con ellos mientras Samuel fue a ver si le daban las hamburguesas y les digo –Hola, disculpe, mi amigo está a puntito de llegar, podrían esperar sólo un minuto? –Si claro señor, como si le esperamos 10 minutos más, no hay ningún problema (sorprendido les digo) –Muchas gracias de verdad (me miran sonríen y me dicen no hay de qué no pasa nada)…

Horas antes nos preguntábamos –Luis, tu crees que nos den Business una segunda vez? –Quizás… si ocurre una vez por qué no puede ocurrir dos? :p pero no, no lo creo, aunque estaría de puta madre eh? :p –Joder que pena, con lo rico que hubiésemos vuelto a Madrid…

En esto que llega Samuel corriendo y cargado con las hamburguesas –Hola Hola, disculpen –No pasa nada señor, aquí tienen sus tarjetas de embarque, “Enjoy your Business flight” (caras sonrientes nuevamente por parte de ellos mientras nos mirábamos y gritábamos) –joooooder!!! Otra vez??? Jajajaja gracias gracias!!! (no cabíamos en la emoción, estuvimos a sólo 1 segundo de dejar las hamburguesas en la rampa al avión! Pero no! Como dos señores entramos al avión, nos pedimos un vinito blanco, nos quitamos los zapatos, reclinamos un poco, y nos comimos las hamburguesas 😉

The End… (todo este capítulo es completamente verídico)

NOTA: Este artículo podría contener enlaces de afiliados. ¿Qué quiere decir esto? Que si compras a través de ellos, sin que para ti suponga un encarecimiento del producto o servicio, estás colaborando con el mantenimiento de esta web. Nunca te recomendaremos nada en lo que no confiemos plenamente. Gracias por tu colaboración.

Relacionado

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.